Cercar en aquest blog

dijous, 18 d’octubre de 2012

The Pinoy Life

Empiezo un nuevo blog con toda la ilusión. En él, os contaré todas las situaciones curiosas, chocantes y raras que me ocurren en el día a día en la capital de los filipinos, un pueblo hospitalario, alegre, optimista pero sobretodo, muy diferente para un europeíto de a pie como yo.


Intentaré contaros algo corto cada día. Una curiosidad sobre Manila, sobre Filipinas, algo que me haya pasado, coincidencias, situaciones graciosas, gastronomía, cultura... será un halo-halo en toda regla, que en tagalog (lengua cooficial junto con el inglés) signfica mezcla-mezcla. Además, el proyecto será bilingüe. No os asustéis si al principio lo véis en la lengua de Shakespeare. Seguid leyendo y encontraréis la versión castellana.

Por supuesto, "El mundo nunca es suficiente" no se va. Aunque sufrirá retrasos. Pero los posts seguirán siendo tan largos como siempre, nada que ver con la brevedad de mi nueva aventura bloguera. Una nueva etapa asiática empieza, con entradas que os anticipo podrán ser sobre ciudades tan cosmopolitas como Hong Kong, Taipei o Singapur, el festival de los cerezos japonés, la solemnidad de los templos de Angkor Watt, las playas paradisíacas de Bali, Boracay o Bohol, o una ruta mochilera por Vietnam. 


divendres, 12 d’octubre de 2012

Desde Manila...

Tras varios dias con el blog paralizado, vuelvo a la carga. Ya instalado en la capital de las islas Filipinas. La antigua perla del Pacifico, Manila, fue la ciudad mas bella de la región. Sin embargo, tras los bombardeos japonés y posteriormente estadounidense, que redujeron la ciudad a cenizas durante la II Guerra Mundial, Manila nunca recuperó su belleza.

Ahora es una megalópolis de 20 millones de almas. Conjuntos elegantes como Makati o ultramodernos como Fort Bonifacio conviven con la caótica estampa de casas cutres y palacios en ruinas de Binondo, rascacielos venidos a menos en Malate o casuchas en metal y placas de zinc en Quiapo. El barrio con mas interes histórico es Intramuros, donde antes vivía la élite colonizadora española. Sin embargo, incluso esta zona perdió el encanto que tuvo y no gustará a casi ningun turista, a pesar de contar con la iglesia mas antigua del Lejano Oriente: San Agustín, donde está enterrado Legazpi, el fundador de Manila.

En esta ciudad los rascacielos crecen como setas, al ritmo del acelerado crecimiento de la economía filpina, incluso en los años en que la crisis financiera azotaba al mundo de forma más severa. En puridad, Manila es solamente una de las ciudades que componen la llamada National Capital Region.

Desde ahora os escribiré desde el piso 37 de un rascacielos en Mandaluyong, otra de las ciudades que componen la NCR o Metro Manila. Aquí me he instalado para quedarme un tiempo gracias a las oportunidades laborales que abundan en esta ciudad. Y desde aquí os iré contando mis nuevos descubrimientos en el país de las más de 7000 islas, así como en otros paises que tengo planeado "atacar". Muy probablemente os este narrando pronto las curisidades gastronómicas de las callejuelas de Hong Kong, la belleza de los templos camboyanos, la perfección de Singapur o los paisajes selváticos vietnamitas.

Ya publiqué en su día entradas contando las curiosidades deManila, así como algunos de sus mejores restaurantes. Y también la semana que pasé descubriendo la alargada isla de Palawan. También estoy preparando otro blog, de formato más corto, con las situaciones irreales con las que se encuentra todo ciudadano occidental que se mude aquí. En breve os doy noticias también de este proyecto.


MABUHAY!