Cercar en aquest blog

dimarts, 9 de juliol de 2013

Algunos de los lugares más bellos del mundo

Ayer me encontré en el Facebook de una de mis amistades una lista más de esas que proliferan ahora, agobiándonos a muchos de los que nos obsesionamos con las listas, especialmente de las que tienen que ver con viajes. 

Para evitarme agobios inncesarios, hace tiempo ya que renuncié a seguir al pie de la letra los recorridos de Lonely Planet, más allá de consultas esporádicas. Por ahora sólo me mantengo fiel a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y a los 1000 lugares que ver antes de morir de la incansable Patricia Schultz. TripAdvisor también me sirve de brújula de vez en cuando, especialmente para consultas sobre hoteles, hostales y restaurantes.

Sin embargo, la lista que encontré ayer  me sorprendió por la cantidad de lugares que no tenía ni idea de que existieran. Según dice, recoje los 100 lugares más bellos del mundo, de los que ya he disfrutado de Angkor Watt, Neuschwanstein, la Gran Muralla, Marruecos, Rio de Janeiro, Sanibel, la Bretaña francesa o los Everglades.

Uno de los sitios que me dejó totalmente curioso fue el fuerte Chittorgarh, en la India, un lugar bellísimo del que jamás escuché nada. O la costa de Victoria, en Australia. Por supuesto, muchos otros son habituales en las portadas de revistas de viajes, como Venecia, que prefiero guardar para una ocasión especial, la exótica Kyoto o la soñada Bora Bora. 

La lista es caprichosa y obvia numerosos lugares mágicos que yo hubiera incluido, pero eso nos debe recordar (a mi el primero) que las listas siempre fallan y que uno tiene que lanzarse a descubrir lugares poco conocidos que en numerosas ocasiones nos sorprenderán. Definitivamente, el mundo nunca es suficiente.

dilluns, 1 de juliol de 2013

Tesoros escondidos de Europa

Buceando por YouTube, informándome del acceso hoy de Croacia a la Unión Europea como miembro número 28, me topé con este curioso vídeo de la Comisión Europea y su canal "Eutube" en el que se muestran las bellezas de los países balcánicos y de Turquía de un modo curioso. 


Personalmente, de todos estos destinos, he tenido la ocasión de conocer la bella capital croata, Zagreb, donde dimos la bienvenida a 2007, el año de mayor esplendor y poder de la UE. Recuerdo como las banderas de la UE ya ondeaban en la mayoría de instituciones croatas, a pesar de que sólo llevaban dos años de preparación para una futura adhesión. El sentimiento europeísta croata era fuerte. 

Por lo demás, Zagreb ofrece un centro histórico, el Kaptol, muy bello, con algunas edificaciones remarcables, especialmente la iglesia de San Marcos, con su colorido tejado vidriado, cuyas tejas de colores forman dos escudos, el de Croacia y el de Zagreb.

También he tenido la suerte de visitar Estambul en Turquía, hace apenas un mes. Una de las ciudades más fascinantes en las que he estado, sin duda. En cualquier caso, para los que tengáis la suerte de estar por Europa, no dudéis en aprovechar este verano para conocer alguno de estos destinos, tan diferentes pero tan parecidos al resto de europeos, como bien dice el vídeo.