Cercar en aquest blog

S'està carregant...

dijous, 16 de desembre de 2010

Empieza el viaje

Tras el paso por dos fotologs, uno de los cuales consagré a contar a familiares y amigos mis andanzas por el Brasil, inicio ahora por fin un blog, lugar desde el que intentaré contar mis pasos en mi empeño por conocer todos los lugares del planeta que pueda.

Y como nómada que me defino ser no puedo sino empezar recogiendo una entrada que escribió en su blog una venezolana a la que conocí en Beijing, durante mi curso intensivo de chino mandarín el agosto de 2010. Ella define allí de una forma con la me identifico bastante lo que implica ser nómada, el nomadismo, y la vida que aspira a conocer cuantos más rincones del mundo mejor.

Os dejo una adaptación (aunque he respetado el 90% del contenido) de la entrada:

Vidas interesantes, aeropuertos que hacen de casa, países y ciudades que hacen de hogar. Viajar sin rumbo, viajar para creer encontrarlo. Viajar porque se huye, viajar porque lo que hay aburre. Viajar por curiosidad, viajar para saciar esa necesidad inherente de conocer. Viajar para dejar de ser un conocido, viajar para perderse. Viajar para conquistar, viajar para sentirte extraño. Viajar para sentirse vivo, viajar para no morir. Así es la vida de un mochilero, un trotamundos, un miedoso, un nómada... así es mi vida.

Viajo porque si permanezco por mucho tiempo en un sitio cortan mis alas, porque si siento que me atan, corro. Viajo porque hay demasiado por ver y me da miedo no poder verlo todo. Viajo porque me encanta hacer de los cuentos realidad, porque adoro esa sensación de ser protagonista de historias inverosímiles que nunca viviría sino a través de sueños.

Viajo por el placer que se esconde tras esa historia nueva. Esa historia que poco a poco se construye con un par de maletas al hombro (en mi caso más que un par), ese bus que está por salir y que hay que acelerar para poder tomarlo, esa mirada nerviosa a la pantalla de información por si cambian la puerta de embarque, el vuelo se retrasa, o simplemente desearías que fuese cancelado. Sí, hay veces en las que perder un vuelo, un tren, un bus cambia un rostro. Más abrazos por dar, menos besos que se pierden en el aire.

Sin embargo, hay veces en las que lo que se quiere es que llamen rápido tu vuelo, no tener tiempo a girarte, prescindir de las despedidas, del adiós, de esas lágrimas que están por salir pero que disimuladamente escondes. De no ver lo que dejas atrás, tantos recuerdos, tus recuerdos. Ni qué decir de las relaciones... buscando otra alma nómada que me acompañe en mis pasos. Que tenga temor a echar raíces. Que no ponga fecha de caducidad a lo que ni siquiera ha empezado, o por lo menos, que no tenga miedo a darme la mano y acompañarme en este viaje casi Quijotesco del que he hecho mi vida.

Aunque mejor no hablar de eso, de esa soledad que impregna los andares aguerridos de viajeros hambrientos, de esa incompatibilidad de horarios, metas, sueños, que a veces te hace perder lo que se quiere. La Navidad está a la vuelta de la esquina y es momento de celebrar. No sé por qué pero para estas fechas nuestro corazón de hielo se resquebraja. Todo un año viajando y en diciembre lo único que apetece es tomar ese tren que te devuelva a casa. A ese rincón del mundo en el que te sientes seguro, en el que los mapas toman vacaciones, la cama siempre es más acogedora, las almohadas más mullidas, la comida te alimenta sólo con el olor, los abrazos son más cálidos y el frío desaparece en los brazos de la familia, amigos....

¡¡¡ Mochileros !!! Es hora de hacer las maletas... recordad que lo importante no es llegar sino cómo se llega. Para alguien somos el mejor regalo esta navidad así que a cerrar los ojos, a bajar el telón y a caminar en la oscuridad. Todos sabemos llegar... aunque a mi ya se me estaba empezando a olvidar lo fácil  que es el camino hacia ese tesoro que un día enterré, ese lugar a donde ir cuando las cosas salen bien o mal, mi país de cuatro paredes y rostros familiares: mi hogar.

¡Gracias mochilera chic!

PD: Empieza el viaje...

1 comentari:

  1. Esas palabras te definen a ti, no hay duda.

    A lo "Up in the air", aunque a otro nivel.

    That´s your life. Enjoy it.

    ResponElimina